Destierra el mito: “La fruta después de comer engorda”.

Destierra el mito: “La fruta después de comer engorda”.

Una manzana o una ración de fresas tienen siempre las mismas calorías independientemente del momento del día en el que las comamos. De esta forma,  puedes tomar una ración de fruta cuando te resulte más apetecible: antes, durante o después de las comidas ya que la fermetanción de sus azúcares en el estómago no va a duplicar ni a triplicar sus calorías.

Sin embargo, sí es recomendable tomar la fruta antes de las comidas pero no porque engorde menos sino porque la fruta en su composición nutricional tiene fibra cuyo “poder” saciante, nos ayudará a sentirnos saciados antes y a comer menos de otros alimentos más calóricos y con mayor cantidad de grasas.

Es verano, la estación del sol, el calor y de una gran variedad de frutas refrescantes y muy saludables … al menos 3 raciones de fruta al día,  no hay excusa, prácticalo!!!